sábado, 30 de enero de 2010

Mensajes radiales

.
"A donde iremos a parar… este país se va a la mierda, y perdón que lo diga así, pero es verdad, ¡A- LA- MIER-DA!. Con estos políticos de mierda, con esta gente de mierda, todo es una mierda. La radio, una mierda".
Carlos de Ranelagh.

"Esto es una lucha de pobres contra pobres… solo eso quería decir".
Mirta de Villa Tesei.

"Con respecto al concurso por el radio-reloj despertador, el nombre de la canción que pasaron es `I want to feel you inside me´ de Roberto Perfumo".
Héctor de Palermo.

"Hola Gonzalo, son las siete. Cuando puedas llamame".
Ana.

"Soy Diego de Burzaco y quiero denunciar que a la noche da miedo caminar por mi barrio. Está todo oscuro, los borrachos te tocan el culo, hay chorros en cada esquina, hay que andar esquivando los disparos, te corren los lobos… yo me pregunto, ¿A dónde iremos a parar?"
Diego de Burzaco.

"A la mierda Diego, nos vamos a la mierda".
Carlos de Ranelagh.

"Soy Ricardo de Lanús y quiero decir que tengo problemas de personalidad".
Marcelo de Munro.

"¡Renuncie Presidente! Si realmente es argentina y siente algo por este pueblo infeliz, renuncie."
José Luis de Villa Soldati.

"Gonzalo, bue… estaría bueno que me llames… no hay apuro eh… son las siete y cinco."
Ana.

"Yo creo que el tema musical para el concurso por el radio-reloj es `Something is wrong with my ass´ de Amado Boudou. Mis tres últimos números de patente son 026."
Rosario de Rosario.

"Yo creo que el tema es `I killed your lover and hide under the carpet´ de Los Sultanes del Ritmo."
Luis de San Luis.

"Muy bueno el programa, me gusta mucho la parte en que hablan los oyentes y cuando dan la hora."
Lucas de… Lucas.

"Gonza… Gonza… hola, soy Ana. ¿Estás ofendido? Llamame, todo bien… son siete y diez."
Ana.

"Soy atleta y tengo pie del mismo. Me puse crema pero no pasa nada. Tengo un olor en las patas que tumbo al mas valiente. Espero una respuesta."
Fernando de Nuñez.

"Con respecto al tema del que hablaban el otro día, hoy me pasé tres horas parada haciendo la cola en el banco provincia. Una vergüenza señores."
Rosa de San Martín.

"Lo que pasa es que todo es una mierda. ¡Una mierda!"
Carlos de Ranelagh

"Gonzalo, son las siete y cuarto, estoy preocupada. Llamame Gonzalo… Gonza… Gonza… Llamame eh."
Ana

"Quiero pedir el tema `Your dog bit my balls and it hurts very much´ de Silvio Marzolini. La radio está muy buena. Mi número de icq es el 02551254552421254-5451-888-2
Analía de Avellaneda.

"Gonzalo, llamé a la policía para que vaya a tu casa por si pasó algo. Ya pasaron 20 minutos del primer llamado y ni noticias tuyas….¡Ay que desgraciada soy! "
Ana.

"Drogas, alcohol, prostitución… yo no sé que país le estamos dejando a nuestros hijos."
Irma de Villa Ortúzar

"Llamaba para decir que no conozco a ninguna Ana. Por favor dejá de llamarme, loca. ¡Me mandaste a la cana!"
Gonzalo.

"Yo sólo quiero saber de dónde sale el dinero que pone el gobierno para ver los partidos de fobal de Arsenal contra Chacarita que no le importan a nadie. Y otra cosa, me dijeron que ahora el cerdo se va a comprar en las carnicería con receta, ¿Qué hay de cierto en eso? Gracias."
Cecilia de Wilde.

"Acá el señor Gonzalo declara no conocer a ningún femenino de nombre Ana. Vamos a proceder a dejarlo en libertad, cambio."
La Policía.

"Este es un país preso de las drogas… ¡Todo se va a la mierda! Recuérdenlo y cuando eso pase y todos estén nadando entre la mierda, se van a acordar de mi y yo me voy a reír de ustedes. ¡Los odio a todos, mierdas!"
Carlos de Ranelagh

"E´ameeego, que pasa, todos se ponen la gorra acá, cobanis…ggghhhffjjggggg… peso pa´la birra."
Un amigo.

"La democracia, quedó demostrado, ya no funciona. Hay que instaurar una anarquía UR-GEN-TE. Viva el Che, el partido verde intransigente populista y Racing."
Beto de José C. Paz.

.
Algo del estilo AQUI

martes, 26 de enero de 2010

Una casa tres olivos - Los Tipitos

video


Una casa tres olivos y unas cuantas hojas en el corazón
Un estilo carenciado de billetes pero no de sensaciones
Doctor, no sé, unos duendes me despertaron hoy
Y así, yo tampoco lo creeía pero es verdad

Luego vinieron dias de esos en que uno mira sin mirar
quise devolver al cielo un vaso lleno que la lluvia desbordó
Doctor, lo sé, esos duendes volveran hoy
Y así, usted no quiere escucharme pero es verdad

Ay, si nos iremos y volveremos
para librarnos de tanto dolor, mi dolor, doctor
diga lo que se le ocurra pero no quel amor no tiene cura
doctor, doctor, doctor.

Una vida,un segundo, una centella y después ya nada queda
una mujer en mi sexo y una risa azul que me devora el alma
Doctor, no sé, esos duendes me sonrieron hoy
Y así, yo tampoco lo creería pero es verdad

Ay, si no iremos....

(Raúl Ruffino)


Video: http://www.youtube.com/watch?v=vy2P5Q16-ns

viernes, 22 de enero de 2010

Tolo y Nacho: La fulera

.
No me gusta dejar pasar mucho tiempo sin escribir nada, pero estuve aprovechando Enero (y Diciembre) para empezar con cosas que antes no podía y dejarlas por la mitad como la mayoría de las cosas que suelo hacer.
Pero un día como hoy volví a sentarme frente a la computadora mientras pensaba “yo tenía un blog, capaz que podría escribir algo”. Y es así como me puse frente a un papel y dibujé una nueva historia de estos dos amigos llamados Tolo y Nacho, que dicho sea de paso, hacía rato no los traía a mi imaginación. Luego de eso, me puse a corregirlo y transcribirlo en el maravilloso Word, viendo de hacerlo lo más apto para todo público posible. Tal vez algunas señoras de alta alcurnia, mujeres despechadas, hombres recién abandonados por sus novias, feministas a ultranza, húngaros, vegetarianos, miembros de Luz y fuerza se indignarán al leer cómo estos dos muchachos (sobre todo uno) hablan acerca de una señorita… no preocupéis, es solo un cuento nomás…


Nacho: …Y es como te dije, Tolo, esta mina es muy fulera y no se cómo hacer para que no me persiga más… encima todavía no le respondí el correo electrónico.
Tolo: ¡Decile que no querés verla y punto, che!
Nacho: ¡No animal! No la quiero lastimar. Pobre, tal vez en este momento se encuentre frente a la computadora esperando una respuesta.
Tolo: Entonces escribile un mensaje comentándole lo que sentís.
Nacho: No, no le puedo decir que es un bicho.
Tolo: Ah, y el animal soy yo…entonces no le mandes nada y se acabó. No podés seguir así.
Nacho: Es que tampoco quiero que se enoje y termine siendo una asesina serial que me venga a buscar para matarme… nuevamente.
Tolo: ¿Nuevamente? ¿Cuándo te fue a matar esa a mina a vos? ¡Por favor! Me parece que estas un poco sugestionado.
Nacho: ¿Sugestionado yo? Cuando te cuente lo que me pasó ayer, te vas a guardar esas palabras en el bolsillo interior de tu chaqueta.
Tolo: A ver…
Nacho: Anoche, antes de irme a dormir, oigo unos ruidos. Era la puerta que se abría. Ante la sospecha de una presencia intrusa, tomo mi pelota de fobal y me pongo a hacer jueguito. Me doy cuenta de que no es el momento de ponerse a hacer jueguitos y entonces salto rápidamente a la cama y me hago el dormido en un solo movimiento… en el único movimiento que uno puede hacer cuando simula dormir.
Tolo: mmm… veo que la mina tiene problemas y vos… casi ninguno.
Nacho: ´Perá que falta che. Vos viste que soy un tipo con muchas luces, ¿no? Bue, carburo y me digo a mi mismo: “che, haciéndote el dormido no ganas nada, flaco”. Entonces me levanto, también en un único movimiento, pero diferente al anterior, incluso antagónico, podría decirse. Tomo mi bate de béisbol. Al rato me deshago de él porque mejor hubiera sido alguna vez comprarme uno. Llamo a la policía. Me dicen que no me preocupe, que en este preciso momento un oficial está ingresando a mi casa para robarme. Voy rápidamente a la cocina, me encuentro con el ladrón… efectivamente es el policía. Me trenzo en lucha con él. En eso aparece Francisca, así se llama "el cuco", con un bufoso en la mano. Nos apunta tanto al policía como a mi… no sé como lo hizo, seguramente en un solo e inexplicable movimiento como los míos. “Cállense” grita la muchacha. “Pero si nadie dijo nada” replicó el “polildron”. La cosa es que le pega un tiro al cana y lo mata. Yo le digo "gracias". Ella me dice "sos mi héroe, te amo". Yo le digo que no soy héroe de nadie ya que no había hecho nada, que estaba idealizándome en algo que no era e inmediatamente le aclaro que no la amo. Ahí mismo ella me dice que sí, que sí la amo y que soy capaz de dar todo por ella y que si no es así, me mata. Le ruego que me mate, entonces. Me besa y comienza a quitarme la ropa. “¡matame, matame perra!” Gritaba yo, pero ella seguía con su tarea de despojarme de mis pantalones, incluso estimulada por mis gritos. En una maniobra digna de circo, caigo al piso.
Tolo: ¡Qué problema!
Nacho: No lo creas. Gracias a eso logré alcanzar el revolver del policía muerto. Le apunto a la cabeza para asegurarme de una muerte segura y rápida, y le pido que intente caer sobre unos diarios viejos que tengo en un rincón para que el perro defeque y así no tener limpiar la casa de sangre ya que me da un poquito de impresión. La mato. La envuelvo en una alfombra. La entierro en el jardín del vecino. Inmediatamente después voy en busca del policía. Lo envuelvo en otra alfombra, como veras tengo muchas alfombras en mi casa. Lo entierro en el baldío de la fábrica abandonada que está a una cuadra. Vuelvo a casa y…
Tolo: Basta, estas delirando.
Nacho: No, el que está delirando sos vos que decís que hay extraterrestres en este bar.
Tolo: Yo no dije eso.
Nacho: ¿Entonces el extraterrestre sos vos?
Tolo: Calmate un poquito.
Nacho: Tenés razón, estoy delirando. ¿Qué voy a hacer?
Tolo: Antes que nada, hay que llamar a la calma.
Nacho: Si, esperame que la voy a buscar.
Tolo: ¡Qué haces imbécil! Quedate sentado… tranquilizate y contame como es esta mina.
Nacho: “Vinchuca” es flaca, tiene pelo largo y negro azabache, su piel es morena... a todo esto te estarás imaginando a “Pechos”, nuestra compañera de quinto año; bueno, no te juzgo, yo también lo estoy haciendo. Es como ella, pero con un aluvión de imperfecciones presentes en su cuerpo… no debe medir mas de un metro y medio, pesará unos 30 kilos mojada, ojos chiquitos, los párpados se los tapan… dientes todos, creo…como las teclas de un piano…
Tolo: Ah, encontraste algo bueno por fin.
Nacho: No, es que son como las teclas de un pianito de juguete todo desvencijado por el trato de un nene de cinco años que lo usa para jugar a la pelota. O sea, son como estos grisines ponele. Tal vez un poco más blancos, pero bueno mas o menos así.
Tolo: Pensá que a lo mejor es una buena persona.
Nacho: Date cuenta que por ahora eso es lo que menos me importa.
Tolo: Qué mal tipo che.
Nacho: Ojo, no sé. Capaz vos la ves y no te parece que sea para tanto. Vos sos medio boludo, viste… ¿Querés que le diga de vernos y venís conmigo… amigo?
Tolo: ¿Me estás jodiendo, cierto? No es un zoológico la mina.
Nacho: No, no te estoy jodiendo… y lo del zoológico está en dudas.
Tolo: Mirá, si realmente querés verla y realmente querés compañía, claro que voy.
Nacho: No, no quiero verla. Pero encontraría atractiva la situación en la cual ambos nos encontramos sentados del lado A de la mesa y "pescadito" llega y se sienta en el lado B y justo frente a vos. Al instante aclarás "yo me quedo diez minutos nomás", a lo que yo pienso "este hijo de puta me está cagando" y te digo “antes de irte esperá que voy al baño". Y de hecho voy al baño, me las ingenio para huir, pero por una ventana cuya salida está situada estratégicamente sobre la mesa en la cual estábamos sentados. Maldigo, maldigo mucho. Vos te vas y yo tomo un grisin y la mato y luego la envuelvo en una alfombra y me la lleva a la estación de tren para ocultarla.
Tolo: Para que sea una experiencia un poco más agradable, ¿no? Vos estás mal de la cabeza.
Nacho: Perdón, es que tengo un quilombo terrible en la cabeza… pobre, a lo mejor “patada a los huevos” no tiene muchos amigos y quiere estar con alguien.
Tolo: ¡Basta de darle nombres y terminá de describir a “sustito” de una buena vez! ¿El cuerpo, pechos, cola, cintura?
Nacho: No, no tiene ninguna de esas cosas… no sé que hacer che… ma´ si, le digo que me tengo que ir al África con un grupo investigadores científicos soviéticos y no vuelvo por seis meses, ¿Qué te parece?
Tolo: Muy ingenioso, sobre todo porque trabajás en el kiosco a la vuelta de su casa, no se va a dar cuenta de que es mentira. Bien che, sos una luz.
Nacho: Entonces tendré que viajar en serio.
Tolo: De paso aprovechá y ves el mundial…


Otras historias:
"Tolo y Nacho"
"Tolo y Nacho: Idiomas"
.

miércoles, 13 de enero de 2010

Exactitud


Puede ser verdad, yo tengo algunos discos, pero de ahí a sacar esa exactitud del 93% ... En fin, la televisión da para todo.

sábado, 2 de enero de 2010

2010

El 1 de enero es el día más aburrido de todo el año. Pero esta vez para mi fue muy lindo, porque aunque sea por un ratito estuve con una persona que quiero mucho y hacía rato que no veía.

Empezó un nuevo año: 2010. Siempre me pareció un número muy lejano... incluso hasta hace pocos días era lejano.
Es como que el futuro ya está acá... y todavía no hay autos voladores.

En fin, Feliz Año gente, deseemos lo mejor. Pero recordando que deseando solamente no ganamos nada porque somos frutos del esfuerzo. Y sin esfuerzo no hay nada.
Entonces podríamos desear poder esforzarnos un poquito más.

Como sea, Buenas Vibras y Felicidades.