viernes, 17 de julio de 2009

Consejos para parecer un tipo mas o menos decente en una cena

¿Alguien tiene idea de cómo se arregla una computadora y no tener ánimos de estafarme? Pero carajo, todo se hace mal.

Como se habrán dado cuenta, sigo con problemas en la computadora. Tengo la sospecha de que el sujeto que me la arregla afloja algún tornillo cada vez que se la llevo.
Pero hoy no voy a hablar de esto porque si lo sigo haciendo voy a terminar arrojando la de mi oficina por la ventana, así es que les comento lo que quería comentar… (Sueno importante cuando digo “mi oficina”, ¿vieron?)

En estos días estuve bastante ocupado, aunque eso no me privó de ir a una cena de gente “bien” a la que fui invitado. Si, de gente “bien”, por así decirlo, pero la palabra sería de gente “paqueta”.
En verdad había mucha gente de este tipo que les comento y mucha otra del ambiente cultural y diplomático.
Supongo que los primeros asisten porque también lo hacen los segundos.
En fin, yo me imaginaba que iba a estar un poco desubicado en ese lugar, pero me comporté bastante bien, y estoy orgulloso de eso, y más aún habiendo visto gente que se la da de fino y apoya los codos sobre la mesa y remata el plato mojando el pan en la salsa.

A continuación les dejo una pequeña lista de consejos que se me ocurrieron en ese momento para tener en cuenta cuando asistan a una cena de este tipo y no quedar mal.

- No contar chistes verdes, subidos de tonos.
- No codear al de al lado en busca de complicidad.
- No se tutea, menos aún se le dice “Che” al embajador de Bélgica.
- No se le pide prestado al Rey de Jordania nada.
“¿Che, Rey, me prestás la corona?” y uno mientras se mira al espejo para ver como le queda.
Eso no se hace y menos con el vocabulario que usan algunos individuos hoy en día:
“Eh, amigo, habilitame la corona”.
- Tampoco conviene pedirle cosas a los jeques árabes. “Ey Jeque, ¿me sirve de las empanadas de humita ya que está al lado de la fuente? Si, esas del repulgue raro…si… ¡eeeeesa!” dice usted mientras cruza su brazo con el plato por toda la mesa y con la otra mano señala con el dedo.
- No quejarse si el Jeque nos sirvió pocas empanadas. Queda feo.
“Dele Jeque, sirva otra más, no sea pijotero”
- No ir de levante. Uno nunca sabe cuando puede estar pidiéndole el número de teléfono a la esposa de un escritor, que por cierto, es famoso para todos menos para uno.
- Si uno decide llevar un postre, facturas envueltas en papel madera, no. Encima con el papel transparentado por la grasa y un poco roto en la punta y para justificar eso uno dice “Me comí una en el camino porque me picaba el bagre de una manera…” mientras se toca la barriga. Son cosas que no recomiendo. Es mejor llevar una botella de vino, un regalo para la casa o un libro con las letras de las canciones de la Mona Jiménez.
¿Pero sabe qué? Mejor no lleve nada.
- Nunca haga saber de qué manera ha arribado a la cena. Las hijas de las señoras pudientes no ven con buenos ojos al 152.
- Al momento de retirarse, es de mala educación preguntarle al Jefe de gobierno de la ciudad para que lado va y si lo puede tirar a uno cerca de la casa.
- Peor es pedirle a los diferentes invitados que colaboren con alguna moneda para el colectivo.
- No se robe objetos del lugar y menos si estos son llamativos. El canciller de Alemania fue sorprendido llevándose un sofá de tres cuerpos y pasó un mal momento.


En fin, tal vez más adelante le deje otros consejos. Por lo pronto el que quiera puede ir poniendo estos en práctica y ser un tipo ma´ o meno´ refinado.

10 comentarios:

Sugar Sixx dijo...

A la gente que me preguntó que pasaba que no posteaba nada, les comento que tuve mucho trabajo, poco tiempo la computadora y el cerebro quemado.

Un saludo para todos los que me conocen.

Geraldine dijo...

ahhh....finoli finoli!!!...
mas bien yo me imagino organizar una fiesta y traer algunos numeritos contratados....zulma cantando resistiré y al cuarteto obrero de yayo...como para romper el hielo vió!.....

Polanesa dijo...

Es mi sueño ir a un evento de este tipo y no seguir ninguno de tus consejos.

Habilitame la corona, jajajaja.
Me pudo, me pudo.

Pocho dijo...

Muy bien, algo nuevo para leer.

el.Gawo dijo...

me imagino al jeque mirando la bandeja de empanadas e intentando descifrar esos raros códigos de repulgue...

brillante.

Hermana de SDU-7 dijo...

Te olvidaste de que no se deben liberar esas brisas que a otro le incomodan.

Odio esas cenas. La gente de ahí habla muchas pelotudeces, normalmente.

NoTe dijo...

Muy caretas esas reuniones, pero sirve el decálogo...jaja saludos!

te agrego a los links!

Anónima dijo...

Me hiciste reír.

Saludos.

y feliz cumpleaños atrasado.

La Anónima.

Monik. dijo...

- No soplarse la nariz haciendo un estruendo. Siempre me pasa, no lo puedo controlar. Con embajador o sin embajador.

Anónimo dijo...

Tengo entendido que ya hace años no es más "de mala educación" poner los codos sobre la mesa...
Como siempre, muy bien 10! Me hiciste reír. Me mató el: "Eh, amigo, habilitame la corona” jajajaja
Sugar Sixx es como el buen vino, con los años va mejorando...
Salute y felicidades atrasadas!
Listo quedamo' así