viernes, 12 de junio de 2009

Cosas que pasan

.
El otro día estaba en el bar de siempre escribiendo. Ya había terminado mi café y tenía que concentrarme en darle forma a un cuento que comencé cuando tenía el pelo corto y aún hoy no termino.
- Si alguien leyera la borra de tu café, diría que le ponés mucha azúcar –escucho que me dice una dulce y simpática voz de mujer.
Levanto la cabeza, la miro, me mira, me sonríe y se va.
Ni tiempo para decirle algo, me dio.
¿Qué clase de mujer hace un comentario tan original a un sujeto tan copado como yo y huye? Porque por algo lo habrá hecho.
Una pena porque me pareció que la muchacha me podía llegar a gustar.
.
---
.
Voy al quiosco a comprar cigarrillos.
Yo: ¿Me das unos Millis Forris común?
Señor quiosquero: Son $ 4, 25
Yo: ¿Querés que te dé los 25 centavos?
Señor quiosquero: Si, es lo más importante. Después pagame con un cheque a 30 día que no hay drama.
.
---
.
La tía Catalina le regaló a mi amigo Walter un yoyo luminoso.
- Gracias tía, justo lo que quería en mi cumpleaños 25 –expresó Walter patitieso.
- Cualquier cosa lo podés cambiar, querido.
Claro, me lo imagino a Walter yendo a la juguetería mañana temprano para cambiar el yoyo por un Power Ranger azul.
¿Qué hace que una señora como la tía Catalina le regale al Walter de 5 años calzoncillos, y al de 25, peludo importante ya, un yoyo?
Tal vez lo mismo que hace que una chica le diga un comentario ingenioso a un sujeto desconocido que toma café en un bar, lo haga sentir bien y escape.
.
---
.
-Walter, me tengo que ir –le dije.
-No, ¡Cómo te vas a ir antes de comer la torta!
Esa maldita costumbre, esa imposición tirana de no poder irse de una fiesta antes de que el cumpleañero sople las velas y tener que comer esas tortas que por lo general tienen gusto a barro con dulce de leche.
-Clari hizo una chocotorta, ¿no es genial?
Y no, no es genial. ¿Cuándo habrá sido que la chocotorta comenzó a ser para la sociedad algo rico?
Yo creo que eso es una de las grandes mentiras de la humanidad.
.
---
.
Previo al festejo de cumpleaños de Walter, pasé por una casa de cotillón para comprar algunas caretas, pitos, matracas y papel picado.
Me dirijo al sector “Velas” y veo un cartel que manifestaba: “Por favor no tire las letras al piso, solicite ayuda a las vendedoras”
Me llamó la atención, pero por como está la educación por estos días, se puede esperar cualquier cosa.
Se ve que hay gente que entra a las casas de cotillón en busca de “letras” y, ante la imposibilidad de alcanzar las que necesita (las cosas que uno quiere no siempre están al alcance de la mano), tira todo al piso y se va.
Hordas enardecidas ingresan a estos negocios, rompen todo lo que encuentran en su camino, se revolean serpentinas, organizan orgías y huyen, seguramente disfrazados de Tortugas Ninjas y con bonetes del Pato Lucas en sus cabezas.
¿Y todo por qué? Por no vender ayuda a las vendedoras.
.
.
.

.

El título de esta entrada es "Cosas que pasan" porque no se me ocurrió otro. Se aceptan sugerencias.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Te contesto aqui a tu pregunta para decirte que la foto está ahí para demostrar que unos pasan un montón de hambre, unos luchan cotra todo para poder poner un plato en la mesa y otrs se gastan millonadas de dinero que por cierto no tienen en comprar jugadores a discrección.
http://chovenaplaza.wordpress.com/2009/06/12/el-real-madrid-como-la-juventus-en-2%C2%AA-division/#comments

Geraldine dijo...

jajaja....es verdad, ese desaire de irse antes de cortar la torta.!

Polanesa dijo...

Jajajaj, que bajón que te dejen así... con la intención de responder algo en el aire.
Capaz que la muchacha en cuestión sabe que frecuentás el bar (supongo por lo de "bar de siempre"), y te la dejó ahí picando para otra ocasión. O quizás es simplemente una limada más en la ciudad.

Me mató lo del yoyo, jajaja. A mí mi hermano me regaló un burbujero el otro día. Bah... en realidad es una pajita con una boludez enroscada y se supone que es un burbujero. Todavía no lo estrené, cualquier cosa te cuento.

Y no me podés decir que no te gusta la chocotortaaaaaa! Lo leo nomás y me deshidrato baboseando. Las tortas de los cumpleaños suelen ser bastante repugnantes pero, ¡¿chocotorta?! Neee, terrible lujo de lujos... me imagino una chocotorta gigante... Tener que esperar a que soplen las velitas es una tortura, especialmente cuando el cumpleañero es uno... Pero con una chocotorta te festejo semana seguida.

Con el tema de las letras... a mi me da la sensación que por acá por Once hay muchas cosas de ese estilo. Además de encontrarte con que venden cualquier cosa que jamás te hubieras imaginado que alguien tendría la ocasión de verse obligado, necesitado o acaso tentado a comprar nada comparable a su especie, además suelen ponerte cartelitos que te hacen dudar si los vendedores son medio giles o si la gente que entra es muy pelotuda. Tal vez una conjunción de ambos, quién sabe.
Pero lo que más me llama la atención de todo esto y que todavía no logro comprender es cómo puede ser, qué suceso terrible aconteció en tu vida para que no te gusten las chocotortas. Es genial.

el.Gawo dijo...

lógico, la primera sensación es
"¡qué lástima! se fue y no atiné a decirle nada..."
porque ciertamente parecía una buena oportunidad para iniciar una charla interesante.

pero a veces es mejor mantener la boca cerrada y quedarse con una buena anécdota, y no arruinar la escena.

el.Gawo dijo...

jajaja... ahora me doy cuenta de lo que pasó realmente:

la señorita es una lectora de este espacio cultural y se avivó de que vos sos Sugar... de ahí el verso del demasiado azúcar.

Danilo Gatti dijo...

cosas que solo nos pasan a ciertos seres afectos a la bizarreada, el patetismo, la inexplicable relacion chandler bing con las mujeres y los momentos incomodos!
ese deberia ser el titulo

Esteban dijo...

Millis Forris común? me detuve ahi y no lei mas nada... no se porque...
me parece algo tan tan groso

http://d-coleccion.blogspot.com/

Bocha dijo...

La mina te la dejo picando...

jajaja

Sugar Sixx dijo...

Anónimo: gracias por responder, pero igual no entiendo la foto... o si, pero no se para que lado va.

Geraldine: Así es. Pero la gente no entiende que si me voy antes de la torta no es por mala educación, sino que no quiero torta.

Pola: no, no me gusta la chocotorta. Gustos son gustos, y no te digo nada y te respeto, pero... no
¡¡¡¡estoy en contra de las chocotortas!!!! Mueje mueje je je... ¡qué malo soy!

El.Gawo: naaaaah, muy rebuscado lo tuyo.

Danilo: Está bueno el título, pero ¿no te parece que es un poco largo?

Esteban: No quería mencionar marcar... ¿?¿?

Bocha: ¿Te parece? ¿Vos decis que estaba solo contra el arco y sin arquero y la tiré a la tribuna? No sé, fue demasiado rápido.

Esteban dijo...

ah jeje... pasate por escribiendo futbol, el blog de los mamotretos, yo postee un mamotreto nuevo, made in germany

Joaquín Lavado dijo...

Esteban, lo de Milis Forris te pareció TAN groso porque el señor Quino lo escribió para Mafalda hace mucho tiempo...

[y Sugar es TAN groso que lee (o leyó) Mafalda]

Monik. dijo...

Ante todo voy a mencionar que fue un posteo muy divertido. Pero no concuerdo con lo de la chocotorta, claro que no es tan rica como mi clásico bizcochuelo Exquisita de vainilla, con relleno de dulce de leche y bañado en chocolate Águila y rocklets, pero de seguro que es muy rica!
Se me había ocurrido un título, pero ya me lo olvidé. Si me lo acuerdo te digo.

Esteban dijo...

ah, gracias QUINO! sos groso vos tambien!

Pocho dijo...

Si, que grosso QUINO que escribe en el blog de sugar... y mata el tiempo con la loteria, el TeleQUINO.

Me gustó esto, Saludos.

La Anónima dijo...

Al fin alguien que dice la verdad: La chocotorta es algo feo.
Estoy de acuerdo.

La Anónima.

jaqueca comunal dijo...

no entiendo lo de las letras...


gracias por pasar por el blog che-

ShopGirl dijo...

Jjaja muy bueno. Me hiciste reir.

Beso

Polanesa dijo...

Eeei, ei, ei... que Racing no rindió gracias a los plasmas de Néstor, eh? ¿O no viste el video motivador de Caruso?

Polanesa dijo...

Coincido en eso, es necesario que la gente tenga mascotas.

A mí me gustan más los gatos que los perros porque son como menos molestos. Son más ariscos y andan siempre en la suya, por ahí quieren un poco de cariño y después se van a la mierda. Además son más jodidos y medio hijo de putas. (Ginger fue una gran excepción, cosa de otro mundo, la gata que tengo ahora es una atorranta, hay que andar con cuidado).
Los perros son otro tema... En realidad lo más probable es que haya muchos perros copados, pero a mi me tocó la mala suerte de cruzarme siempre con perros de mierda. De vecinos, amigos, novios, familiares, extraños pasajeros... no tengo suerte con los perros.
Igual, mientras detesto a los perros que viven bajo techo, me llevo muy bien con los perros callejeros, playeros, cancheros, etc.

Pero me cae bien la gente que no le gustan los gatos. Me cae mejor (así, prejuiciosamente como es la gente) que la gente que sí le gustan los gatos. ¿Es raro eso?

Hermana de SDU-7 dijo...

Hola, vengo a decir que un yo-yo es divertido. Hay que saber valorar, che....

No, no me gustan las barbies (????)

el.Gawo dijo...

me pregunto (y le pregunto a Polanesa, que instaló el tema animal)... ¿por qué es que a casi todos le gustan los perros ó los gatos, así de forma mutuamente excluyente?
digo, son dos bichos bastante lindos en general, ¿no?


tema aparte: 20 comentarios... ¿hace cuánto que no había tantos en un post, Sugar? (lo que logra una rica chocotorta eh! jajaja!!!)

Sugar Sixx dijo...

Creo que muchas veces pasa que si te gustan los dos, se pelean entre ellos...

Y si, por suerte ha comentado mucha gente. Tengo que hablar más seguido de temas profundos como estos.

Darío Levin dijo...

creo que lo mas rico de la chocotorta es la grana de colores que se le pone arriba. Definitivamente.
saludos!!