miércoles, 18 de marzo de 2009

Cuestión de cortesía


- ¿Se quiere sentar, Señorita?

- ¡No estoy embarazada!

- ¿¡Usted que entendió!? Simplemente le ofrecí el asiento, pero deje, mejor se lo doy a la embarazada que está subiendo.

1 comentario:

Geraldine dijo...

pasa, pasa...es como cuando sube una señora mayor y no sabés si darle el asiento porque le estas diciendo vieja....entoces yo se lo doy a la mas decrépita..jajajaj....